El sábado 13 de Agosto de 2022 fue elegido como el día que se haría el pacto de Iglesia para otro grupo de hermanos de este ministerio. En esta ocasión lo singular fue el hacerlo via internet. Unos por google meet y otros por Youtube, pero todos unidos bajo el mismo espíritu que trasciende lugares y naciones.

¿QUIÉNES ESTUVIERON PRESENTES?

Estaban el núcleo de Iglesia, los candidatos a miembros y un grupo de testigos que próximanente harán su pacto también.

Del núcleo de Iglesia estaban ocho miembros: Oscar M, John G, Aura Ch, Xavier P, Rossin N, Migdalia C, Hortensia R, Graciana V.

De los candidatos a miembros estaban quince personas: Sandra M (ESP), Ivonne (MX), Ángela(CH), Fred (MX), Ana Rojas (VZLA), Diana Irizarry (EEUU – RD), Fabiola Navarro (VZLA), Mayra Correa (PR), Tomás (COL), Wanda (PR), Yadira (CR), Juana (ESP), Zoraida (CR), Noe Paniagua (MX) y Nora (CH).

Se explicó brevemente lo que ibamos a hacer y el significado de esta ceremonia de Confesión de Cristo. Algunos hermanos dieron su parecer y se procedió a la lectura de la introducción (por el hermano John) y de las preguntas (por el hermano Oscar). Estas fueron:

“En lugar de moldearnos un credo en el cual esta expresado cada punto de nuestra fe, aquellos que entran en la feligresía de nuestra iglesia juntan sus nombres a un pacto de iglesia el cual se lee como sigue: “Nosotros, los abajo firmantes, por este acto nos asociamos a nosotros mismos como una iglesia, tomando el nombre Adventistas del Séptimo Día, pactando guardar los mandamientos de Dios y la Fe de Jesús” En un pacto de esta magnitud nosotros endorsamos la Biblia como una regla de fe, y dejamos lugar para que el Espíritu de Dios nos ilumine con respecto a las verdades de su Palabra, no siendo limitados por un credo” (The Church its organization, order and discipline, J. N. Loughborough
– https://m.egwwritings.org/en/book/1119.1065#1066)

Aclaratoria:

Las siguientes preguntas fueron hechas a los tres candidatos para membresía, quienes respondieron cada pregunta de corazón y afirmativamente:

1. ¿Aceptas la Biblia como la regla de fe y práctica?

2. ¿Estudiarás para aprender las verdades de la Palabra, y practicarás aquellas verdades en tu vida?
3. ¿Entiendes las doctrinas enseñadas por los Adventistas del Séptimo Día, y crees en ellas?

4. ¿Has confesado tus pecados a Dios en tanto que ellos han sido conocidos por ti, y has tu hecho tu parte, en tanto que en tu vida, intentas hacer lo justo con tu prójimo?
5. ¿Has reclamado por fe en Cristo que Dios por causa (amor) de Cristo ha perdonado nuestros pecados pasados, y que Él es tuyo, y tú eres suyo?

6. Reconoces el hecho que tan ciertamente como Dios reclama la séptima parte de nuestro tiempo suyo, el reclama un décimo de todas nuestras entradas como suyas para el sostenimiento de su obra en el avance del glorioso evangelio de Cristo, y que tu debes fielmente rendirle a él lo suyo: el diezmo?

7. ¿Te someterás a las decisiones del cuerpo de la iglesia en asuntos de disciplina eclesiástica? En otras palabras, buscarás la paz, armonía, y unidad de la iglesia, más bien que querer imponer una opinión individual que causa confusión en la iglesia, lo cual está en armonía con el Volumen 5 de los “Testimonios”, página 107 (en inglés)?
Se preguntará usted: “¿Debo regirme por el criterio de mis hermanos independientemente de mis propios sentimientos?” Yo le contesto: La iglesia constituye la autoridad delegada por Dios sobre la tierra. Cristo dijo: “De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo”. Mateo 18:18. Se muestra demasiado poco respeto por las opiniones de los miembros de la misma iglesia. Es la falta de deferencia hacia las opiniones de la iglesia lo que causa tantos problemas entre los hermanos. Los ojos de la iglesia pueden discernir en sus miembros individuales lo que aquellos que yerran quizá no vean. Unas pocas personas pudieran estar tan ciegas como la persona errante, pero la mayoría de la iglesia es un poder que debiera gobernar a sus miembros individuales.  – 5TI 101.1 Dice el apóstol Pedro: “Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes”. 1 Pedro 5:5. Pablo nos exhorta: “Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros” (Romanos 12:10), “someteos unos a otros en el temor de Dios” Efesios 5:21. “Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo”. Filipenses 2:3. A menos que se lo respete, el consejo de la iglesia será, en efecto, inútil. Dios ha colocado una voz en la iglesia que ha de gobernar a sus miembros.  – 5TI 101.2

8. ¿Contribuirás igualmente de tu sustancia según Dios te prospere, para el crecimiento de las ramas de su causa?

9. ¿Buscarás edificar los intereses de la iglesia por asistencia a sus reuniones, ordenanzas, y añadiendo tu influencia a la extensión de su obra, mientras la iglesia, por su parte ejercita su cuidado vigilante sobre ti?

10. ¿Entiendes los principios de temperancia cristiana como son enseñados por los Adventistas del Séptimo Día, y los llevarás a cabo, absteniéndote del uso del licor, tabaco en cualquiera de sus formas, café, té, y carne de cerdo? En breve, ¿estudiarás verdaderamente el sujeto de la temperancia bíblica, y la practicarás en tu vida?

11. En el asunto del vestido, ¿seguirás las reglas bíblicas de simplicidad del vestido (1Tim 2:9,10; 1Pedro 3:3-4), absteniéndote de plumas, adornos, cabellos encrespados, atavíos de oro como como ornamentos, y “vestidos costosos” como son enseñados en el Volumen 6 de los Testimonios, página 97 (en inglés)?
“Los recién convertidos a la fe necesitarán instrucción sobre el asunto de la indumentaria. Óbrese con amor en el trato con los nuevos conversos. ¿Son vanidosos en el atavío? ¿Albergan orgullo en su corazón? La idolatría del atavío es una enfermedad moral. No debe ser introducida en la nueva vida. En la mayoría de los casos, la sumisión a los requerimientos del Evangelio exigirá un cambio decidido en la manera de vestir… {6TI 101.2; 6T.96.1}
…Nuestra apariencia en todo respecto debe caracterizarse por el aseo, la modestia y la pureza. Pero la Palabra de Dios no aprueba los cambios en el atavío, efectuados solamente para seguir la moda, a fin de conformarse al mundo. Los cristianos no han de adornar su persona con atavíos costosos o adornos caros. {6TI 101.3; 6T.96.2}

12. ¿Crees en la doctrina de los “dones espirituales” y entiendes la naturaleza del don de profecía el cual ha sido manifestado a través de la hermana E. G. White, y ha sido conectado con el mensaje desde su mismo comienzo? ¿Y entre tanto que entiendes la instrucción venida de esta fuente, estas en armonía con ella?

13. ¿Naturalmente admites todos los 10 mandamientos como hablados del Señor en el Monte Sinaí y todavía obligatorios, y por la gracia de Dios guardarás esos mandamientos, y el cuarto como reposo, rindiendo al Señor su sagrado tiempo el séptimo día, por el mundo llamado Saturday?

14. ¿Por sumisión a Cristo y su gracia, buscarás crecer en gracia, así como en el conocimiento de su verdad?

15. ¿Has sido inmerso (bautizado) en semejanza de la muerte de Cristo, y ahora andas en nueva vida, habiendo sido levantado en la semejanza de su resurrección?
16. ¿Están ustedes tres en comunión cristiana uno con otro, y por levantamiento de manos aceptarán el uno al otro para constituir el núcleo de su iglesia?
Ante estos puntos cada una de las tres personas fueron votadas por las otras, fueron entonces declarados iglesia, listos para recibir otros miembros.

En la Introducción donde se leyó lo siguiente:

“Nosotros, los abajo firmantes, por este acto nos asociamos a nosotros mismos como una iglesia, tomando el nombre Adventistas del Séptimo Día, pactando guardar los mandamientos de Dios y la Fe de Jesús” 

Se explicó que ahora tomamos el nombre «Iglesia del Séptimo Día del Apocalipsis» por cuestiones legales, pero que de corazón nos creemos Adventistas pero de los Originales. Y creemos que esta Iglesia es la Iglesia Adventista Restaurada.

En la pregunta dos (2) se entiende que nos referimos a las doctrinas enseñadas por los Adventistas del Séptimo Día de 1907.

En la pregunta siete (7) se entiende que «el cuerpo de la iglesia» se refiere a la Iglesia Adventista del Séptimo Día de 1907 Restaurada en este tiempo. Lo mismo aplica para la pregunta 10.

En la pregunta 15 se evidencia que el pacto de iglesia es algo que se hace luego del bautismo. Todos los candidatos ya fueron bautizados en la Corporación Adventista. Y sin embargo se quedó con ellos en que apenas sea posible realizarían su respectivo rebautismo como señal de arrepentimiento de la apostasía omega. Pero aceptamos su arrepentimiento por profesión de fe. En esto nos apoyamos en el caso puntual de Cornelio y otros que recibieron el Espíritu antes de ser bautizados en agua.

Luego fue preguntado al núcleo de la iglesia que votaran sobre la admisión o no de estos candidatos.

Ante estas preguntas TODOS los candidatos aceptaron y respondieron positivamente estas preguntas.

Todos los ya miembros aceptaron y votaron de forma unánime la admisión de estos nuevos miembros, y fueron también declarados iglesia.

Se leyó la siguiente promesa, aplicada en este caso:

Mat 18:18  De cierto os digo que todo lo que ligareis en la tierra, será ligado en el cielo; y todo lo que desatareis en la tierra, será desatado en el cielo. 

Estos nuevos miembros fueron ligados a la iglesia del cielo.

Aquí 👇🏼 podemos ver en directo toda la ceremonia y lo que aqui hemos descrito:

Mi hermano, estamos tratando de seguir las enseñanzas de nuestro Maestro. ¿Y tú, cuando harás tu pacto de Iglesia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *